La trombosis venosa superficial …

La trombosis venosa superficial ...

Abstracto

Palabras clave: trombosis venosa superficial, la progresión, el tratamiento

Introducción

Epidemiología y fisiopatología

SVT se ha reportado que ocurre en aproximadamente 125.000 personas al año en el Unidos.2 Sin embargo, esto se cree generalmente a subestimar la verdadera incidencia, ya que muchos casos no son reconocidos y no declarada. Algunos estudios demuestran una mayor prevalencia en las mujeres en general, así como un aumento de la incidencia con la edad tanto en hombres como mujeres.3, 4 Las venas varicosas, el factor predisponente más frecuente, están presentes en hasta el 62% de los pacientes con SVT.5, 6 Sin embargo, hay una amplia gama de condiciones predisponentes que han sido delineadas, incluyendo la inmovilización prolongada, trauma, la obesidad, estados de hipercoagulabilidad, uso de anticonceptivos orales o terapia hormonal, historia previa de SVT o TVP, uso del catéter intravenoso, tumores malignos, y autoinmune disorders.3, 5, 6 en particular, los pacientes identificados con Behcets y enfermedad Buergers se han destacado en los últimos críticas como particularmente susceptibles a SVT.7

Hemos informado anteriormente de que los pacientes con un trastorno de hipercoagulabilidad fueron significativamente más probabilidades de desarrollar trombosis venosa profunda aguda tarde (PAG 0,02), pero que la recurrencia de TSV no era más probable. Los pacientes con SVT deben ser sometidos a una serie de análisis de hipercoagulabilidad utilizando los mismos criterios que con TVP aguda. Además, la detección de enfermedades subyacentes, como la malignidad o vasculitis, con la mamografía, colonoscopia y estudios radiológicos apropiados se lleva a cabo según sea necesario.

Diagnóstico

Generalmente, los pacientes se presentan con áreas eritematosas tiernas que recubren una vena superficial. Esto puede estar caliente al tacto, con una masa palpable y edema circundante. La vena puede ser distendido visiblemente proximal a la trombosis. Los pacientes pueden presentar signos de enfermedad venosa crónica, con varices visibles, pigmentación de la piel, o los cables palpables.

Es prudente realizar una ecografía dúplex en pacientes con sospecha de SVT. Los pacientes con TSV periférica asociada al catéter de las extremidades superiores o SVT menor asociado al traumatismo directo pueden no requerir una ecografía dúplex. La extensión de la trombosis superficial debe ser documentada, y la evaluación de la TVP concomitante debe ser completado. Algunos pacientes merecen una evaluación de hipercoagulabilidad o malignidad particularmente cuando SVT no está asociado con la instrumentación o varicosidades. La historia clínica, factores de riesgo, y la historia familiar guían el alcance de esta evaluación, que puede incluir simplemente el cribado de trombofilias hereditarias o más extenso tumor maligno, o cribado de vasculitis.

algoritmo de tratamiento

plan de gestión para la trombosis venosa superficial de la extremidad inferior.

Los nuevos enfoques de tratamiento y en evolución

El enfoque tradicional para la gran mayoría de los pacientes se ha centrado en el alivio de los síntomas con compresas calientes, fármacos anti-inflamatorios no esteroideos, y las prendas de compresión cuando sea necesario. También se aconseja la ambulación frecuente lugar de reposo en cama. Un cambio de estrategia en la gestión de ciertos pacientes con problemas específicos asociados con SVT se ha materializado en informes recientes. Un plan de tratamiento individual personalizado parece ser el mejor enfoque hacia este grupo de pacientes debido a la variación en la presentación, factores de riesgo y grado de participación es considerable.

SVT de la vena safena

La recurrencia de TSV

Los estudios aleatorizados con heparina de bajo peso molecular

Papel actual de la cirugía

Un ensayo aleatorizado con 70 pacientes en cada uno de seis grupos mostró que completa extirpación venosa o el tratamiento con heparina no fraccionada, heparina de bajo peso molecular, o warfarina fueron superiores a compresión sola o además de eliminar la ligadura de la vena safena para el punto final de SVT extensión a tres months.34 Otro ensayo comparó enoxaparina 1 mg / kg dos veces al día durante una semana, y luego al día durante tres semanas con ligadura safeno-femoral se realizan bajo anestesia local con un seguimiento de seis meses.35 la embolia pulmonar se produjo en dos pacientes ( 6,7%) en el grupo de cirugía versus ausencia de tromboembolismo venoso en el grupo de enoxaparina. SVT ocurrió en 10% del grupo de enoxaparina y en un paciente (3,3%) en el grupo de cirugía. tasas similares de la progresión de la SVT, pero las tasas más altas de la enfermedad tromboembólica venosa y las complicaciones se observaron con la terapia quirúrgica en comparación con anticoagulación para la SVT.23

El uso de la ligadura simple o desconexión de la USF o unión safenopoplítea de trombo cerca del cruce de la USF / safenopoplítea, contraindicación a los anticoagulantes, o progresión como una medida aguda pesar de la terapia anticoagulante ya no es relevante para los pacientes que necesitan una intervención quirúrgica. En la mayoría de los casos, la ligadura y escisión concomitante de la vena afectada con las ramas de la vena trombosada, si es factible, se puede realizar de manera segura. La operación completa puede eliminar varices existente, proporcionar alivio cosmética, aliviar el dolor, prevenir las recurrencias, y acortar el tiempo de recuperación asociado con periodos de anticoagulación, con un mínimo morbidity.23

Conclusión

La más reciente del American College of Chest Physicians estado directrices para los pacientes con trombosis venosa superficial espontánea, se sugiere dosis profilácticas o intermedios de la heparina de bajo peso molecular (Grado 2B) o las dosis intermedias de HNF (Grado 2B) durante al menos 4 weeks.32 la decisión de utilizar el tratamiento anticoagulante en pacientes con TSV no es objeto de controversia en aquellos pacientes con trastornos conocidos trombofilia, síntomas continuos, progresión y episodios recurrentes. Los pacientes sin factores de riesgo clínicos como la inmovilización, la obesidad, enfermedad maligna, o terapia hormonal, o la inmovilización y SVT asociada sin duda están en menor riesgo de desarrollar complicaciones de la enfermedad tromboembólica venosa y por lo tanto una postura menos agresiva puede estar justificada. Si la vena safena axial o pequeño sistema de vena safena es parte, pero el trombo no es en la proximidad de la USF o unión safenopoplítea, se aconseja a las medidas estándar, incluyendo calor, medicamentos anti-inflamatorios, y la deambulación. Para SVT en o cerca de la USF, la recomendación general (sin evidencia sólida) es la heparina de bajo peso molecular. Una ecografía dúplex de repetición puede ser recomendable en casi todas las circunstancias, si los síntomas persisten o empeoran. El papel de la escisión quirúrgica, o exclusión de la vena, se hace importante cuando se trata de casos refractarios o recurrentes de SVT. Sin embargo, la cirugía no se ocupa de cualquier TVP concomitante, un fenómeno que ha sido apreciado cada vez más en la literatura reciente. Esta revisión de la literatura destaca la amplia variación en la presentación, los factores de riesgo, asociado TVP o embolia pulmonar, y el alcance de la participación local de las venas superficiales axiales. Se hace evidente que es necesario un enfoque más personalizado individualizada al paciente con SVT.

Direcciones futuras

Debido a que la incidencia de la TVP aguda en pacientes con TSV puede ser tan alta como 40%, un estudio multicéntrico, se necesita un estudio prospectivo, aleatorizado para aclarar el papel de la terapia anticoagulante, así como la dosis óptima y la duración del tratamiento. En los pacientes con TSV recurrentes, tales como la población de pacientes con trombofilia, tendrá que ser aclarado el uso de los nuevos anticoagulantes orales. A pesar de que existen algunos estudios que comparan el tratamiento no quirúrgico y la intervención quirúrgica, es necesario un gran estudio multicéntrico para mirar la tasa de recurrencia, morbilidad, y el análisis de costo-beneficio para dilucidar el papel exacto de la intervención quirúrgica. Si la terapia quirúrgica es beneficioso, que grupos específicos deben ser considerados? Estos problemas no resueltos son los principales objetivos para la investigación futura para permitir una gestión más segura y más rentable de los pacientes con TSV.

Notas al pie

Los autores informan de ningún conflicto de interés en este trabajo.

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...