El azufre en las fuentes de alimentos

El azufre en las fuentes de alimentos

(NaturalNews) Mucha gente sabe que la semilla de lino es una buena fuente de ácidos grasos omega-3 y estará feliz de saber que cuentan con otra fuente disponible en la semilla de chía. Esta pequeña semilla tiene muchas ventajas sobre el lino; no necesita ser molido para acceder a los nutrientes, y las semillas se puede almacenar durante largos períodos de tiempo sin sufrir deterioro. Chia es rico en ácidos grasos omega-3, incluso más que el lino. El ALA (ácido graso alfa-linolénico) que se encuentra en las semillas de chía es el ácido graso esencial omega-3 sólo se sabe que el cuerpo no puede producir por sí mismo. Omega-3 se encuentra en alimentos tales como semillas de chía, semillas de lino, aceite de lino, aceite de oliva, las nueces, el pescado, la col rizada, la espinaca, la coliflor y el brócoli, por nombrar algunos.

Chia también proporciona el cuerpo con vitaminas A, B, E y D y minerales tales como calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, molibdeno, niacina, fósforo, potasio, silicio, sodio, azufre, tiamina y zinc. Las semillas de Chia también son una excelente fuente de proteínas. Las proteínas son los bloques de construcción del cuerpo, cabello, piel, uñas, músculos, las células rojas de la sangre, así como aminoácidos esenciales y no esenciales y fibra, todos los cuales son necesarios para la buena circulación y un corazón sano. Las semillas de Chia también ayudan a modular el azúcar en la sangre, lo cual es una gran noticia para los diabéticos. Cuando se trata de la fibra en nuestra dieta todos estamos faltando. Simplemente añadiendo una onza (2,75 cucharadas) de chia a su dieta, que está añadiendo 11 gramos de fibra.

Si usted está mirando para aumentar su ingesta nutricional, no busque más allá de la semilla de chía humilde. Por gramo semillas de chía contienen:

• 8x más ácidos grasos omega-3 que el salmón

• 6x más calcio que la leche

• 3 veces más hierro que las espinacas

• 15x más magnesio que el brócoli

• 2x más fibra que los copos de salvado

• 6x más proteínas que las habas de riñón

• 4 veces más fósforo que la leche entera

Con todos los beneficios positivos esta pequeña semilla puede ofrecer, usted puede preguntarse cómo incorporar las semillas de chía en su dieta. Aquí hay algunas sugerencias simples:

• Espolvorear tierra o chía entera en su cereal, yogur o ensalada

• Se muelen en harina y agregar a sus productos de panadería

• Hacer una mezcla de semillas y añadir una cucharada más o menos a su batido de proteínas y fibra impulso

• Como un sustituto de huevo en la cocción: Añadir una cucharada de chía planta con 3 cucharadas de agua, por cada huevo en una receta.

• Mezclar con la harina y el condimento próxima vez que usted está haciendo un plato de pescado, pollo o verdura rebozada, añadirá un sabor a nuez maravilloso y crujiente.

• Hacer un gel de chia. Para hacer gel de chia, coloque 1/3 taza de semillas de chía en un recipiente hermético, agregar 2 tazas de agua, y batir enérgicamente. Deja reposar la mezcla durante 5-10 minutos, y luego batir de nuevo antes de colocarlos en el refrigerador. La mezcla se convertirá en un gel, y tendrá una duración de hasta 3 semanas si se refrigera. El gel puede incorporarse en mermelada, cereal, yogur, batidos, o cualquier otro alimento para el consumo.

Fuentes de este artículo incluyen:

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...